lunes, 10 de febrero de 2014

Vacaciones





Me ponía una grabación donde escuchaba al jefe echando la bronca a un subordinado u otra donde alguien abusaba de su posición de mando para reafirmarse como líder. Así pasaba mis vacaciones. Realmente mis vacaciones debían consistir en otra cosa. Una semana de relax  junto a la playa o quizá respirando el aire puro de las montañas u otras cosas que se hacen cuando se tienen unos días libres. 

Y lo cierto es que esa era la intención. Recuerdo que el año pasado en Galicia me sobrevino una profunda tristeza acompañada de síntomas psicosomáticos como bajada de tensión o subida de azúcar en sangre. Fui al médico de guardia quien me prescribió el tratamiento habitual a base de dos pastillas antes de cada comida. Sin embargo la sensación de hundimiento no remitió y tuve que ir al especialista para que afinara el diagnóstico.

Mi trabajo consiste en  trabajar y hacer trabajar por objetivos. Si las cosas no salen en plazo alguien me lo recuerda o yo se lo recuerdo a alguien enérgicamente. Es el ritmo que llevo incorporado a mi vida diaria. Durante las vacaciones si a las doce hay que estar en la playa debo estar con toalla, sombrilla y el resto de útiles. Si a la una y media se toma el aperitivo, debe ser a la una y media. Y a las tres en punto se come y el camarero tiene que estar junto a la mesa para escribir las comandas. Durante la hora de la siesta baja mi nivel de actividad y no me gusta porque me siento vulnerable y hasta con accesos de tristeza como si mi vida sin nervios fuera una vida sin sentido. Ahí comencé a sentir los primeros síntomas de ese… vacio. Luego vinieron los médicos y todo eso, hasta que un día mientras paseaba junto al paseo marítimo escuché la bronca que el encargado de una cafetería echaba al camarero. Eso me dio la idea, grabar las arengas que se dicen cuando las cosas salen mal y escucharlas a la hora de la siesta. Hay miles en internet, en todos los idiomas, sirven para motivar. En lugar de dormir me concentro y como si estuviera en una clase de yoga o de relajación me siento mecer por las voces, los accesos de razón, las honradas declaraciones de intenciones, por las verdades. 

La hora del paseo suele ser memorable, salgo totalmente relajado como si sintiera que mi vida tiene pleno sentido, una vida para poner en práctica las ideas aprendidas o reafirmar las olvidadas. El objetivo está cumplido,  disfruto plenamente de mis vacaciones.




31 comentarios:

Alfa Fon-Amor dijo...

A disfrutar,abrazo

TORO SALVAJE dijo...

La maldita dirección por objetivos.
Los indicadores...
Y toda la mierda que llevan asociada..
Volvimos al tiempo de los esclavos.
Estrés, inseguridad, angustia, ansiedad... todo ello para poder sobrevivir sin grandes alegrías.
Estamos locos.

nele b dijo...

lamentablemente las vacaciones no siempre son vacaciones. y las pastillas, qué asco las pastillas, te generan la dependencia exacta para que el mercado gigante de los fármacos siga de pie por años y años más. recuerdo que hace un tiempo estaba depresiva y me medicaron con un par de pastillitas. al año me dí cuenta de que no las necesitaba, y que si seguía con esa mierda iba a ser por toda mi vida...

Francisco Espada dijo...

Ojalá Dios te de larga vida para que puedas vacacionar sin el estrés en vena del trabajo cotidiano; entonces descubrirás que el objetivo que puedes marcarte es a tan corto plazo y con tan escasas virtuosidades de vida que tendrás la sensación de haberte equivocado a lo largo de tu vida laboral. No importa, con tan sólo unos meses en el camino recto se puede alcanzar el horizonte.

Rafa Hernández dijo...

Un poco rara esas vacaciones. Si hasta para vacaciones anda uno preocupado de uno mismo y de lo demás, y cotilleando de aquí para allá, entonces mala cosa, y encima con pastillas. Joder joder, y que chungo.

Un abrazo.

Innombrable dijo...

Coincido con Rafa.
muy bien escrito.
Saludos
Carlos

Nieves dijo...

Veo que vacaciones ... pocas.
Demasiado estresado o enganchado al trabajo y el mundo que lo rodea. Una locura.
Cuando vuelva al trabajo creo que empezará a relajarse.
Has sabido reflejar muy bien estos momentos tan de locura...

Besos Jaal !!

silvo dijo...

Probaré a relajarme así, saludos

San dijo...

Pues nada cada cual disfruta como puede...si así eres feliz, a escuchar arengas. Menuda vida llevamos con tantos objetivos, olvidamos lo realmente importante, y es VIVIR.
Un abrazo,(muy buena entrada)

Andrés de Andrés dijo...

Cuanto relatas es real como la vida misma, que se dice ahora. El dichoso stress, estrés españolizando el término, por actividades de producción por objetivos. Más que pastillas de colores diversos, una primitiva añade ilusión durante la semana. Y si toca, pues no te digo nada de a donde se van el estrés, los objetivos, los jefes y la madre que los parió. Cordiales saludos.

Boris Estebitan dijo...

Que las disfrutes plenamente y que sean bien lindas.

Bee Borjas dijo...

Jaal, has logrado ponerme la piel de gallina! Es posible que stemos tan enajenados que ni siquiera en vacaciones podemos domar esa rutina que nos aniquilina cada día? Sí, lamentablemente es posible. Este texto te ha salido IMPECABLE. La fina ironía me encanta. Y te luces, vaya que te luces.
Un abrazo!

Mirella S. dijo...

Coincido con Bee, un texto donde desplegaste tu ironía, que es tan sutil como si fuera una acuarela.
Describiste algo que le está pasando a buena parte del mundo civilizado: ya no puede vivir fuera del estrés, porque se enferma.
La paradoja de este nuevo milenio.
Muy bueno, Jaal.
Abrazo.

Aristos Veyrud dijo...

Al protagonista del relato le caería bien una lectura de "ElMonje que vendió su Ferrari" ja ja ja.
Abrazos!!!

Marián dijo...

Hay que soltar lastre, desplegar las alas y volar...desconectarse del mundo...soñar...aunque soñemos lejos del suelo...y aterrizar en la playa con una buena mariscada...jaja..

Un besazo, jaal.


El collar de Hampstead dijo...

Agggggggg
Ni siquiera poder desconectar en vacaciones...qué mundo...

Haces reflexionar.

Genial lo de ponerse la cinta!

Un beso.

Carlos de la Parra dijo...

Resulta más efectivo pensar en mujeres desnudas la mayor parte del tiempo como toda persona normal.

Marta C. dijo...

Hola, jaal. ¡Maldita manía del "homo imbécilus" de no saber vvir en el presente. Los melancólicos viven en el pasado "...cualquiera iempo pasado fue mejor" o, como tu personaje, en el futuro. ¿Dónde está el presente, dónde el aquí y el ahora? No existe, lo destrozamos a base de recuerdos y proyectos.
Una estupenda reflexión sobre la estupidez humana, jaal, llevada a sus últimas consecuencias: el eterno insatisfecho. Una buena idea en un texto que se lee con fluidez.
Un abrazo

Melvin dijo...

Esclavos de nuestros pensamientos domesticados... Ya no hay tregua, los objetivos preceden a los motivos... La razón de hacer las cosas no depende de la voluntad, sino de la efectividad... No estamos tan lejos de los robots... Besotes. Genial texto.

Jen Olalde dijo...

Control, control, control. Son esclavos de sus profesiones. A nosotros, como no tenemos, nos da igual.

Bravísimo Jaal.

Besazo

genessis dijo...

Un poco de ironía no viene mal, lo malo es que sucede y cada vez más frecuente; alistamos para nuestro tiempo de vacaciones todo aquello que vamos deshechando...
Saludos.

Uno dijo...

Quizá alguien pueda pensar que exageras el personaje para subrayar el mensaje. Eso es porque no conocieron a Helmut en Ibiza. ¿Lo conociste tu quizá?

taty dijo...

Me ha encantado la ironía en tu ilustración de como vivimos. Parece que el ocio y el descanso son una plaga mal vista, hasta en vacaciones!

La importancia de los horarios tampoco descansa, sobre todo cuando en las vacaciones hay que irse a los museos.

Vaya, que en internet se puede conseguir de todo, hasta discusiones en todos los idiomas.

Un texto divertido e inquietante.

Abrazos.

elisa lichazul dijo...

un texto que lleva implícita esa crítica feroz al sistema
hemos creado un ritual en vez de un disfrutar el estar vivo


besitos y buena jornada

Patzy dijo...

Jaja!!! Maldito estrés!!! YO tengo a veces un grado de "estrés" que parece un "escuatro" o un "esdiez" ! Difícil desconectarse,y tu personaje parece que descubrió la manera de lograrlo. Genial! Abrazo, Jaal.

elisa lichazul dijo...

FELIZ SAN VALENTIN!!!!
ten un día del Amor y Amistad precioso
abrazos energéticos, pásalo genial

Towanda dijo...

Hola, Jaal.

No hay nada como la siesta, es un descanso reparador que necesitamos a diario (el que pueda, claro está).
Eso de trabajar por objetivos debe ser demoledor.
Un besote.

RECOMENZAR dijo...

Llegar a ese estado mental así
es maravillosos
Yo a veces me siento asi
Cuando no pienso
jaja

Humberto Dib dijo...

Últimamente descreo del concepto de vacaciones, nunca se logra que sean de la forma que uno las imagina, creo que hay algo en la propia concepción que está equivocado. Un largo tema.
El texto, muestra lo inaudito, claro está.
Un fuerte abrazo.
HD

David dijo...

Que lindo es cuando llegan las vacaciones y por eso disfruto de ir a distintos sitios cada vez que tengo la oportunidad. Sin embargo este año aun no se si me voy a ir ya que planeo comprar una casa con la ayuda de 4rentargentina

Marta C. dijo...

Hola, jaal. Me encanta tu fina ironía, así como tu escritura. Al leerte me ocurre algo que no es frecuente: no me doy cuenta de la forma, de la manera de narrar, sencillamente me dejo llevar por la armonía del texto, mis ojos van resbalando de manera natural y nada me impide seguir las reflexiones del personaje.Da gusto leerte.
Por otra parte, tus textos tienen una mezcla de crítica, ironía y desencanto que los hace muy actuales, por desgracia.
Me ha encantado.
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...