viernes, 20 de marzo de 2015

Vuelta a casa





Llegué al rellano de la escalera y todo estaba tal y como  lo recordaba. El suelo de madera escaso de barniz y las paredes a las que les falta una mano de pintura o quizá más de una. Los escalones no estaban especialmente limpios, ni sucios. Como tenía por costumbre metí la mano en el bolsillo de la chaqueta buscando las llaves, pero las llaves, claro, no estaban allí. Se encontraban en la mochila que durante todo este tiempo me había acompañado. 

Abrí la puerta lentamente como si quisiera encajar mi recuerdo con la realidad. Lentamente. La penumbra del pasillo me dio la bienvenida a su manera mientras notaba una ligera sensación de humedad y ese indefectible olor a casa deshabitada. Recorrí el pasillo hasta llegar a la que había sido mi habitación. La cama de madera y al lado la mesa sobre la que se encontraba el teclado de ordenador. Presioné ligeramente una de las letras, la Q, pasé la palma de mi mano sobre el respaldo de la silla. Subí la persiana y la tenue luz de atardecer se reflejó sobre el cuadro abstracto que cuelga de la pared y sobre los libros de la estantería. Recuperaba sensaciones de cuando todos esos objetos formaban parte de mi vida.

Me senté en la silla y noté mi respiración mientras repasaba todos las cosas que me rodeaban, objetos conocidos, objetos sugerentes que alguna vez habían formado parte de mí y que a su manera todavía tenían algún significado. Acerqué la silla a la mesa. Encendí el ordenador, la pantalla me pareció más pequeña y con más brillo de lo que era capaz de tolerar sin tener que entreabrir los párpados.

Ya ha pasado más de un año desde entonces. Quién lo iba a decir.




15 comentarios:

Marián dijo...

Conozco esa sensación... ¡volver! Te esperan días felices hasta que todo se haga cotidiano...y con ese fondo agridulce de los recuerdos...

Un beso de bienvenida.

El collar de Hampstead dijo...

Me alegro de leerte de nuevo.
Bienvenido.

Un beso

Uno dijo...

Por lo que veo tu ordenador funciona mejor que el mío a pesar del tiempo transcurrido porque el mio no me había avisado de que estabas de vuelta. Me legra leerte de nuevo.

Alfa Fon-Amor dijo...

Me alegra tu regreso,a acostumbrarse nuevamente,abrazos miles.

Alex Palahniuk dijo...

Uno pasa tanto tiempo en ciertos lugares o alejados de ellos que parece que toda nuestra vida parece concentrarse en unos pocos kilómetros cuadrados. Un beso, encantado de adherirme a su blog; espero que le guste el mío; y si tiene a bien, pásese.

http://www.ourgodsaredead.blogspot.com.es/2015/03/la-ciudad-de-los-prodigios-un-retrato.html

Nieves dijo...

Y como mas mientras tú has estado llenado esa mochila de historias y vivencias del mundo, todo sigue igual por aquí, seguimos estando todos... esperado tu vuelta :)

Bienvenido!!!

Mirella S. dijo...

Volver a casa después de un tiempo es como volver empezar, pero desde un punto muy diferente: en el medio han sucedido cambios y habrá que adaptarse a ellos.
Es una gran alegría volver a leerte, Jaal, se te echó de menos.
Un abrazo y buen regreso al mundo virtual.

silvo dijo...

Y los objetoa salieron de su letargo por tu llegada, saludos

TORO SALVAJE dijo...

Un año...
No corre el tiempo, vuela.
Disfruta de tu vuelta a casa.

Saludos.

Nicky Sciavo dijo...

Y es que el tiempo es increíblemente relativo, tirano o amigo, pero finito al fin y al cabo, y a todo le llega su momento...

Encantada de conocerte.
Me acomodo por tu rincón :)

Rafa Hernández dijo...

Yo te hacia en algún país exótico hartándote de cocos y rodeado de bellas mulatas. Me alegro de tu vuelta.

Un abrazo.

Melvin dijo...

Ver recolocar cada instante vivido en la fracción de un segundo.... mientras repican antiguas ideas en la mente y las sensaciones se despiertan de un letargo inevitable... Es hermoso volver... y de paso tenerte de vuelta. Un abrazo.

Ximens dijo...

Una escena muy bien narrada, visual, que llevas de la mano al lector. Un renacer, un regreso, que por el tono de la voz parece triste, cómo si hubiera vuelto a su pesar, y una frase que me hace pensar, si el brillo le hace entreabrir o entrecerrar. En fin, por los comentarios observo que es un regreso al blog. Un saludo, espero que sea por buenos motivos, aunque ya ha pasado un mes y no hay más entradas.

Julia L. Pomposo dijo...

La extraña sensación que produce el volver a un lugar del que se ha estado ausente mucho tiempo.
He llegado hasta aquí desde El blog de Ma y si pme lo permites, me voy a quedar.
Saludos desde Barcelona

Carmen Magia dijo...

Me encanta... Lo haces vivir, imaginar vivamente.

Me gusta ese lugar con sus suelos de madera y esos recuerdos que aparecen pero quedan un poco distantes aún.

Muchos besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...