viernes, 29 de marzo de 2013

Inteligencia Artificial - Spielberg






La premisa es inquietante. Personas que fabrican robots como si fueran personas por un motivo puramente económico, porque consumen menos. Y juegan con fuego porque las investigaciones sobre inteligencia aplicada cada vez profundizan más en el desarrollo de los sentimientos, de las emociones, en la capacidad de amar. Sentir amor en un mundo que les sigue viendo como máquinas. Colectivo que se verá abocado al repudio de sus madres adoptivas, a la persecución, incluso al suicidio.

Dos mil años después unos extraterrestres intentarán recrear la vida sobre las pautas de lo único que han encontrado con vida, un niño-robot y un oso de peluche. Recrearán lo original a partir de una copia distorsionada, el equivalente a pretender construir un ser a partir de trozos sueltos de algo no siempre concordante, no necesariamente estable. Pero el niño mantendrá la ilusión de recuperar el amor de una madre, auténtico hilo conductor de la película y único motivo del robot para seguir vivo, como imitación de una persona, como demostración de que la existencia del amor justifica una vida.

Película basada en tres relatos de Brian Aldiss, pero especialmente en el titulado “Los superjuguetes duran todo el verano”

29 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

El resultado fílmico resultó un poco defectuoso

silvo dijo...

No se puede crear original sin el modelo adecuado, saludos

TORO SALVAJE dijo...

Peliculón!!!

Me gustó mucho.

Saludos.

Francisco Espada dijo...

El hombre se empeña en ser dios de sí mismo y recrear lo creado, pero al robot, por muy perfeccionado que sea, siempre le faltará la capacidad de amar, de sentir por sí mismo y no deja de ser una herramienta limitada.

Un abrazo

clarodecir dijo...

Todo eso es muy interesante para despertar la imaginación de los escritores, y de los cineastas en sus creaciones...todo lo que sea especular con el cerebro humano bienvenido sea.

Un saludo.

Lichazul dijo...

acaso nosotros no fuimos plantados del mismo modo?
acaso nuestro ADN no fue ya antes manipulado?

abrazos

Devastiel dijo...

Esperaba mucho de la película, al final, recuerdo que no me gustó demasiado. Pero después de leerte, me dan ganas de volver a verla, para comprobar si era tan buena como me parece en tus palabras.

Aristos Veyrud dijo...

Una advertencia no de lo que pueda suceder sino de lo que está pasando, el ser humano hace ya bastante que está robotizado, en su capacidad de imaginación, de creencia, de amar. Sólo cuando el artista logra escapar de la caverna platónica es que podemos ver la verdad. Hoy millones de seres valen menos que nada, reemplazarlos por una máquina inteligente o no es lo de menos, esa es la cruda verdad del sistema de valores de esta civilización basada en el idealismo antes que en el humanismo.
Abrazos Jaal!!!

Verónica dijo...

No la he visto, no puedo opinar sobre ella.
Lo que si te diré, es que este tipo de películas me crea mucha inquietud por lo qué de verdad pudiera haber en ellas.
Besos, buen viernes santo

LOS OJOS DE LA NIEBLA dijo...

Una máquina siempre lo será aunque se intente "humanizar"...
Y nosotros nos estamos deshumanizando...
Vaya un popurri...personas y robots...mezcla de sentimientos y confictos..

Arturo dijo...

Jaal

Arturo dijo...

Jaal:
Las bondades de Blogger dispararon un comentario antes de ser escrito (¿maravillosa inteligencia artificial?).
Según se sabe, el proyecto original de una película estuvo en manos de Kubrik. Lamentablemente, al no prosperar, nos dejó como premio consuelo la versión de Spielberg, de marcado tinte hollywoodense.
Es lo que hay...
Un gran abrazo.

Nieves dijo...

Yo vi la peli, y la he vuelto a ver quizás en un par de veces mas...
Me gustó mucho, tanto como para repetir verla, que eso se hace con las que te gustan de verdad.
El papel del niño robot siempre me pareció conmovedor.

Un beso muy humano Jaal :)

Mirella S. dijo...

Me gustó mucho la película, el tema es inquietante y fascinante a la vez.
Gracias Jaal por el cuento de Aldiss, leí otras cosas suyas pero no este cuento.
Lo leeré con placer.
Abrazo

Jen Salvadó dijo...

Esos seres de dedos largos nunca podrán recrear el sentimiento humano. Un robot nunca podrá sentir. Una persona nunca podrá renunciar a hacerlo.

Lee "La posibilidad de una isla" de Michel Houellebecq, mucho más nihilista que Spielberg en esta película.

Un abrazo cinéfilo.

Celeste dijo...

Gran película!

pluvisca dijo...

Ya estoy de vuelta...

He visto la peli, me puso los pelos de punta...me emocionó y me hizo ver la cureldad del ser humano, pero también , que hay un hueco para el amor.

Besos

genessis dijo...

Los hombres podràn seguir re-creando muchas cosas, pero siempre a partir de lo que ya existe y de lo que ya se sabe.
Muchas cosas seràn maravillosas, otras no.

Saludos cordiales.

Amapola Azzul dijo...

Interesante, besos.

Andrés de Andrés dijo...

Es un tema inquietante. No he visto la película pero imagino su desarrollo. El ser humano es insustituible en lo esencial pero también fácilmente manejable. Quizás no sean necesarios por ello los robots.

Susana Jiménez dijo...

Siempre estamos jugando un poco a ser ceer "Dios" tratamos de manipular todo y a todos hasta un punto.
Un gusto leerte
Abrazos

sabores compartidos dijo...

Hola me ha parecido interesante tu articulo, pero un robot solo es una maquina sin capacidad de sentir.
Volvimos de vacaciones y pase a dejarte un saludo.
Abrazos

Carlos de la Parra dijo...

El robot del futuro rebasará éste concepto, ( si no es que ya existe algún prototipo en un laboratorio de biogenética y robótica.)
La idea parte de sensores que auto corrijan a una combinación de humano con robot, (cyhborg)para mantenerlo en estado viviente y funcional, pero con una voluntad y capacidad de memoria y decisión que superen al humano.
Uno de los posibles derroteros es que por su velocidad decida eliminarnos o mandarnos a zoológicos.
Pero veremos grandes avances deportivos y de combate. También en arquitectura y construcción.

Rafa Hernández dijo...

No he visto la película pero todo más o menos ya está robotizado, y lo que no está y él que no está acabarán manejándolo o manejándonos como a los robots.

Un abrazo jaal.

Vocablo Mudo Pilar dijo...

No la he visto pero leyendo tu entrada me ha venido a la cabeza un viejo libro que se llamaba Un mundo feliz de Aldous Huxley..la sociedad perfecta donde el sentimiento había que exterminarlo ...castas y somas. También la película Los sustitutos que por otro motivo también crean robots...Quizás me anime a verla.

Saludos y feliz semana

la MaLquEridA dijo...

No la he visto. El cine no es mi hit pero una que otra película si veo.


Saludos.

Marta C. dijo...

Hola, jaal. He vista la película un par de veces, y, a pesar de que no tuvo una gran aceptación en su momento, a mi me gusta mucho. Ese planteamiento que haces del peligro de dotar a los robots de inteligencia, incluso emocional, pone los pelos de punta. Porque ¿quién nos dice que no acabarían siendo objetos arrojadizos contra la población? Nunca Einstein imaginó que sus investigaciones llevarían a las masacres de Hiroshima y Nagasaki. Pero ahí está la historia para recordárnoslo, aunque pronto olvidemos el horror de algunos inventos humanos.
Un beso.

Melvin dijo...

Película exageradamente maltratada por la crítica y que a mí, sin embargo, me sorprendió gratamente. Plantea debates existenciales de la humanidad y está envuelta de una ternura que me cautivó. Buena elección. Besotes.

José Luis dijo...

Imaginando leyes:

http://la-estanteria.webnode.es/news/inteligencia-artificial-consciente/

Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...