lunes, 4 de marzo de 2013

Propeler Island Hotel



He decidido tomarme un descanso de tanta crisis y de tanto decaimiento y he decidido viajar con la imaginación a Berlín. No conozco la ciudad, esta es una afirmación de perogrullo, conozco mi barrio y poco más. Sin embargo a veces me permito hacer viajes pero solo imaginarios. No confundir con viajes astrales o lisérgicos o de otro tipo. Decía que en esta ocasión se me ha ocurrido ir, atención al nombrecito,  al “Propeler Island City Lodge” hotel de 27 habitaciones dedicadas a una rareza diferente. Las imágenes que aparecen en su página son pequeñas con el objetivo de aumentar el efecto sorpresa del viajero. Deben ser mantenidas en secreto y no divulgarlas. Que esto no salga de aquí.

He decidido alojarme en la habitación de la fotografía, que es la única cuádruple y que se llama “Upside Down” (Al revés). Tiene una habitación puesta en el techo con su cama, mesa, alfombra a cuadros y más cosas y abajo en el suelo la cama de dormir. Quien dice dormir dice cualquier otra cosa. El efecto es que  tumbado se tiene la sensación de estar colgado del techo, porque ves el suelo. ¿Curioso no?. Despertar por la mañana y encontrarte mirando al suelo, como si se estuvieras regresando de un viaje astral chungo. Normalmente en viajes extracorpóreos se aprecia el propio cuerpo al regresar, pero en este caso lo único que se ve es la cama vacía. Pretendes volver a tu cuerpo y ya no lo tienes, se te ha quedado por el camino. Evidentemente si el whisky de por la noche no es de cierta categoría, la resaca puede originar este tipo de efectos y peores. Por eso la víspera es aconsejable moderarse.

Otras habitaciones están dedicadas al silencio, a la libertad (en una celda), a dormir en la jungla o al cuarto de la abuela que tiene ducha en el armario.

Solo si váis a Berlín.

33 comentarios:

Dorothy dijo...

Me pido la de la jungla, que eso de dormir entre plantas y fieras ha sido siempre uno de mis sueños. Ése y dormir una cama enorme con dosel en mitad de la playa.

Besos

Lichazul dijo...

habitaciones ambientadas, que dejan volar la imaginación y sueltan el empacamiento rutinario que llevamos a cuestas



acá existía el famoso Hotel Valdivia, (http://www.hotelvaldivia.cl/site/)

cuyas habitaciones tenían distintos escenarios y era muy concurrido por los amantes
pero puede más el modernismo, y ha cerrado sus puertas, el barrio se moderniza y los edificios ganan altura y "estrechez de corazón"

en las ciudades queda poco espacio para el amor


gracias por tu huella
ten una semana preciosa

silvo dijo...

Paradoja la libefrtad en una celda,la del silencio no se oirá nada de nada, en esa darán mareos, saludos

Amando García Nuño dijo...

Una de dos, o me voy a Berlín, o me emborracho seriamente. En ambos caos tengo la misma sensación de estar colgado. Del techo, se entiende.
De momento, voy a por la botella. Está más a mano. ABrazos.

Juan Ignacio dijo...

Se ve que es muy relajante la habitación.

Un abrazo.

Rafa Hernández dijo...

Igual a mi me venía bien una habitación de estas tan raras,y esos dormitorios tan extravagantes que pintas, ya que cada vez duermo peor. Desde luego colorido si que tienen.

Un abrazo.

Nieves dijo...

YO me pido la del silencio, quería la de la jungla pero veo que está ocupada por Dorothy, y como es una amiga la dejaré descansar entre tigres y matorrales, "que meidoooo".

Pues eso que te espero abajo, en la cafetería y seguimos hablando...

No te demores, Un beso :)

María Eva Ruiz dijo...

No deja de ser curioso, yo me pido la del silencio, que tengo mal dormir...

Un abrazo grande,

Eva.

Neogéminis dijo...

jejeje me anoto!...más si se trata de un viajecito mental que no implica gastos!
=)

Mirella S. dijo...

Me elijo la que tiene la cama redonda, accionada a pedal. No me queda claro el porqué de esa soga gruesa que se ve en primer plano. Pero nunca se sabe los usos que puede tener, si se va con algún acompañante mano larga.
Extravagancias del mundo moderno.
Jaal, un abrazo.

Andrés de Andrés dijo...

¿Imaginas una habitación en la que de madrugada aparezca la Merkel en paños menores con aviesas intenciones y la puerta esté atascada?

Manuel dijo...

Eres un especialista buscando Hoteles "raros". Para mi próxima Luna de Miel contaré contigo para que me busques uno por el estilo, y que me escribas el viaje, así ahorraré el paseo.
Un saludo

Noelplebeyo dijo...

bueno...si voy a Berlín, veré la ciudad---el hotel, es lo de menos

Verónica dijo...

Viajar de esa forma, sale más barato dónde vá a parar jaja
Besos, buena semana

Sergio DS dijo...

Tendré que ir (aunque sea con la imaginación)

LOS OJOS DE LA NIEBLA dijo...

Pues difícil elegir... cada una tiene su aquel...
Feliz semana.

Francisco Espada dijo...

Felicidades y bienvenido al club de los que viajamos desde el teclado. Hablas de un hotel "rarito" para mí que fui hotelero durante toda mi vida profesional, pero que sin duda tiene precisamente ese atractivo.

Un abrazo

J. Paz dijo...

Pues yo tampoco conozco Berlín, y ahora voy a necesitar 27 días..

Saludos, Jaal.

VivianS dijo...

Resérvame la habitación contigua, me quiero ir para nunca volver. Cerciórate que tenga malvones en el balcón y que no hayan cuervos.
Un beso Jaal.
(Espero no ronques)

Lengua de Gato dijo...

Quisiera la habitacion del silencio. En una ciudad que grita tanto como Buenos Aires, el silencio es un bien de lo mas preciado!

Saludos!

Aristos Veyrud dijo...

La distorción de lo cotidiano dentro de una ciudad, puede motivar la imaginación de quienes practiquen algún arte.
Buena nota informativa ja ja ja.
Abrazos!!!

Carlos dijo...

Una habitación de Silencio, no está mal. Por cierto Berlin tiene su puntito...

pluvisca dijo...

Menuda habitación, eso es bufff tanto color rojo...seguro que uno se levanta, entre lo del techo y los colores y cree que se ha tomado una sobredosis de LSD jajajaaj

Estos berlineses...

No conozco Berlin, dicen que vale la pena visitarlo...tendré que esperar a robar un banco...

Besinos

TORO SALVAJE dijo...

Sólo me faltaría despertarme al revés.

Que bueno...

Melvin dijo...

Qué guay! Yo quiero ir de cuerpo presente... Que esos lugares ya los sueño con frecuencia.... Los sentidos agudizados abrazando la lámpara del techo como sí fuera una almohada...Me gusta la idea. Y tengo pendiente Berlín. Besotes.

la quiltra dijo...

me gusta eso de viajar de forma imaginaria... también es mi alternativa ya que no tengo ni pasaporte... en fin... ya llegaran tiempos mejores!!!!
nosé si quiera despertar con el vértigo de ver el mundo al revés!!! mejor quiero dormir en la jungla con un tarzán al lado...

Oteaba Auer dijo...

La cama al revés es un puntazo para mi situación, aunque no haya tomado ni gota.

Saludos!

Fiaris dijo...

Esos viajes me gustan muchisimo.
Viajemos,abrazo

Humberto Dib dijo...

Ey, yo también quiero una habitación al revés, va a ser una de las pocas veces que entienda a este mundo.
Un abrazo.
HD

Cristina dijo...

No jodas
Me estresa ese hotel un montón .
Para viajes psicodélicos ya tengo mi trabajo .
Te aseguro que el Berlín que yo conocï, no necesita emociones extras
:D
Oye
Gracias por visitar mi blog

El Bueno de Cuttlas dijo...

Creo que este hotel es la prueba feaciente de que siempre se puede timar a unos cuantos snobs en busca de lo más gilinovedoso. ¡Viva el emprendedor!

Un saludo Jaal :-)

ana dijo...

Jajajaja, menudo viaje y menuda habitación, habría que subir con una escalera y atarse a la cama ¿no?

Besicos.

Uno dijo...

Dormí en una especie de celda en un viejo convento una vez. Y el silencio lo quiero en todas las habitaciones que de otra forma no pego ojo. Pero prefiero ir a casa de mi abuela, a la jungla y montármelo por mi cuenta para que todo se me ponga patas arriba. Y quiero ir a Berlin tantas veces como sea posible.

Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...