domingo, 27 de enero de 2013

Egipto




A mi cuñado Ibrahim se le ocurrió ir a Egipto.

- Y que demonios vas a hacer en Egipto según está la cosa.
- Siempre he querido ir a Egipto. – Contestó -  El Cairo, recorrer sus calles llenas de gente, de ruido, esos mercadillos de los que tanto he oído hablar. Y luego el Nilo y las pirámides.

Le intenté persuadir de que no era momento de recorrer esos países de primavera árabe, que más que primavera están cruzando el largo y caluroso y muy seco verano. Y todavía no se vislumbra ni el otoño ni nada.

- Es un viaje pendiente. No puedo dejarlo pasar por más tiempo.

Sus padres y su hermana intentaron disuadirlo. Prevaleció la necesidad de salir. Un día por la mañana tomó un avión y  se marchó. Dijo que llamaría cada día. Al quinto no llamó, ni al sexto. Al séptimo debía volver. Fuimos a esperarle por acallar la conciencia, pero sabíamos que ni siquiera había embarcado. No apareció. Desde su hotel nos dijeron que no sabían nada. Un día lo vieron salir. Nadie lo vio entrar. Como si la ciudad  lo hubiera tragado.

Nos pusimos en contacto con la embajada, con la policía, cosas que se hacen porque algo hay que hacer. El otro día vi la fotografía en el periódico. Se le ve más delgado y hasta traslúcido y … pero por lo menos sabemos que todavía puede salir en las fotos. No perdemos la esperanza.

Se puede ver a mi cuñado en esta foto de Mohamed Abd El Ghany


26 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ay, Egipto, quién no iría a conocer ese país a pesar de tantos revuelos permanentes en su suelo...
El final del relato me parece magnífico.
Un abrazo, Jaal.

Emilio Manuel dijo...

La verdad es que ir a Egipto en estas fechas es algo comprometido, pero teniendo en cuenta que están reclamando todo lo que era el Al-Andaluz, tampoco estoy muy seguro por esta mi tierra Granada.

Un saludo.

Manuel dijo...

Occidente les inoculó el veneno de "su democracia" para que fueran más desgraciados de lo que eran. Han desestabilizado la zona y ahora pagaremos las consecuencias: el fundamentalismo se adueñará de todos esos países donde se ha teatralizado la "primavera árabe".
Esto sólo acaba de empezar.
Un saludo.

María Eva Ruiz dijo...

Siempre quise ir a Egipto y conocer sobre el terreno la magestuosidad de sus pirámides, pero creo, más bien lo aseguro que seguiré disfrutando de ellas desde la distancia.

Un buen final.

Un abrazo grande,

Eva.

Marta C. dijo...

Hay personas valientes que, a pesar de todo, van donde creen que deben estar, como Ibrahim. Cierto que estas primaveras están siendo largas, pero a nosotros nos costó más de tres años de guerra y cuarenta de dictadura para volver a vivir en esta mierda de democracia en la que, por lo menos, no existe la pena de muerte. Besos, jaal.

María dijo...

Gracias por tu visita, que me ha permitido conocerte.

Yo también iría, pero no a eso ni en estos momentos.

Besos

Nieves dijo...

Egipto, una tierra hermoso e idílica para viajar y soñar, pero en estos días mejor que no...
Habrá que esperar que se aplaque todo y que vuelvan a la normalidad, a la paz, al sosiego del desierto...

Un abrazo :)

Amando García Nuño dijo...

Vaya con tu cuñado traslúcido, así cualqueira viaja. Me quedo en el blog.
Un abrazo.

Uno dijo...

Hace muchos años que visité Egipto. Fué a la tercera intentona porque justo antes de las otras dos hubo sendas matanzas de turistas y como que me dió cosa.
Recuerdo el viaje por el Nilo como uno de los mejores de mi vida pero el tiro al turista hace mucho que lo practicaban.

Un abrazo

Stefanía dijo...

Egipto...quien no le gustaría visitarlo...pero tal y como esta todo es mejor disfrutar de su belleza desde la distancia...

un saludo.

Andrés de Andrés dijo...

Tal y como está ahora allí las cosas, mejor ser traslúcido. He debido mirar con detenimiento la fotografía.

silvo dijo...

Yo he pedido a familiares que no fueran y eso que era antes de esta situación, hay lugares en los que es mejor no estar, saludos

Sergio DS dijo...

La foto es impactante, su historia terrible.

Rafa Hernández dijo...

Bueno algunos países por las revueltas que hay y demás es mejor esperar mejor momento para conocerlos, pero hay gente aventurera y amante del riesgo que no le importa lo más mínimo. Es más cada uno tenemos marcado nuestro destino, y nunca sabes cuando te va a venir el palo. Así que si uno decide ir a Egipto o a otro país en conflicto hará que respetar su voluntad y desearle suerte.

Un abrazo.

Marieta dijo...

... es más fácil ver la Vida desde la barrera... para mucha gente no. Admiro a la gente que hace lo que tiene que hacer... aunque le cueste la Vida. La historia es terrible... pero Egipto siempre merece una visita... yo lo se...

Francisco Espada dijo...

Hay territorios de vida tan agitada, que el regreso es más un milagro que el resultado feliz de una aventura.
Un abrazo

pluvisca dijo...

Tu cuñado...a optado...

Egipto es mi pais pendiente ( entre otros)
Creo que iría, a pesar del follón...acompañada eso si, pero creo que me atrevería...

Me gusta como escribes ¿ya te lo había dicho?

:)

TORO SALVAJE dijo...

Quizás ahora se ha ido a Mali para descansar un poco más.

Saludos.

Aristos Veyrud dijo...

Así está el mundo con convulsiones internacionales donde nadie está a salvo sea por una razón u otra.
Abrazos!!!

Jen Salvadó dijo...

Con lo mismo que se hace el vinagre, se elabora el vino; y sólo por conocer las posibilidades que tienen un país y sus gentes, ya vale la pena visitarlo.

Un abrazo

Patzy dijo...

Como ves, Jaal, somos muchos los que tenemos ese viaje a Egiptp pendiente, pero son menos, casi te afirmaría sólo uno, tan osado como para ir ahora: tu cuñado! Abrazooo, y paciencia!

Mirella S. dijo...

Desde las transparencia que ha obtenido tu cuñado, puede mirar la realidad desde otra dimensión. Ya no tiene que sufrir los malos olores, el abigarramiento y el caos, que me contó una amiga, es El Cairo...

Abrazo "exuberante"... jaaaa!!!!

Gavrí Akhenazi dijo...

Hay cosas que te aseguro que te ponen flaco hasta el extremo que si uno se pone de costado, no hace sombra.

Lehit

Arturo dijo...

Jaal:
Todo parece indicar que Ibrahim no estaba tan interesado en el Nilo o las pirámides.
Los engañó a todos, como suele suceder con los fanáticos.
Muy buen relato.
Un gran abrazo.

genessis dijo...

Me encantó el relato,
me hubiese gustado tener cuñados como ustedes.... para irme sin más a cualquier país y hacerme traslúcido....jajajja
De veras, me gustó el humor!
Saludos cordiales.

YOLANDA GARCIA dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog a través de otra blogger,me gusta porque comparto muchas cosas de las que escribes, entre ellas Egipto. Mi sitio de ensueño donde quiero ir.

Te sigo desde ya y te invito a mi blog. Espero que te guste.

Besitos y feliz finde
http://dondelasemocionesnosllevan.blogspot.com.es/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...