lunes, 7 de enero de 2013

Regalo de Reyes




Hola Diego:

Aprovechando que es el día de Reyes y que habéis ido a buscar a mis padres para traerlos a comer he decidido hacerme el regalo que todavía no me habéis hecho.  Diego, recordarás que el jueves nos fuimos los niños y yo a hacer unas compras y decidí comprar un décimo de lotería y hacer una quiniela. No le tengo fe a los juegos de azar, a la quiniela menos que a la lotería, pero este año no sé, tenía un pálpito. El caso es que esta mañana mientras habéis ido a buscar a los abuelos me ha dado por mirar lo números premiados del sorteo de la lotería. Te puedes imaginar, tenía el 30875, el gordo,  digo tenía porque siempre he hablado en plural pero al ver el numeraco me ha dado un ataque de independencia y he decido pensar solo en mi. Tienes razón si piensas que he estado demasiado ocupada con las cenas, las comidas, con las enfermedades de los niños, con los abuelos. Como una revelación he tenido la sensación de que estas navidades me las he trabajado yo todas y por un día he decidido pensar en mi.

Hay que decir que los abuelos tienen necesidades que hago con gusto, como todo, pero llega un momento en que una se cansa. Tus padres con sordera, mal genio, una edad imposible. No sería justa si dijera que los míos son maravillosos. Lo son pero hay muchos momentos que se me hacen cuesta arriba. Siempre con la misma conversación, el mismo soniquete. Ya sé que son muy mayores pero una también necesita liberarse de estos días navideños. He cocinado para todos durante nochebuena, navidad, nochevieja y año nuevo y también en reyes, necesito enumerarlos para que te des cuenta y para darme cuenta del trabajo que esto representa, pero no solo este año, el anterior …. No es que este año esté menos cansada que otros años es solo que este año me puedo permitir hacer algo especial. No te preocupes Diego volveré, porque tampoco soy de mucho andar por ahí, ya lo sabes, pero volveré cuando esté tan cansada de estar sola como lo estoy ahora de las navidades. Sabes que os quiero mucho a todos.

Tranquiliza a los niños y a los abuelos, tranquilízales a todos, diles que volveré dentro de unos días. Tienes los canelones en el horno, hay que ponerlo al cinco y dejarlo diez minutos. Te he dejado la sartén para que hagas las gambas. La mesa está a medio poner porque con la emoción no me ha dado tiempo a terminar. Voy al aeropuerto, no me importa si hay huelga de metro, llamaré a un taxi y no pensaré en retrasos, esperas e incomodidades. Cuando llegue a Barajas buscaré un destino que me guste y me iré rápidamente. A lo mejor cuando leas esto estoy sobrevolando el barrio. La quiniela la dejo en la mesilla, mírala esta noche.

Os quiero, ahora, un poco más.
María.

15 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Si señora, muy bien hecho, pero eso hubiera sido mejor decírselo a la cara y luego tomar las de villa-diego.

Y ahora que he leído lo tuyo , puede que a lo mejor merezco esa mismo medicina, aunque bien mirado este año las fiestas no nos han salido caras,ni mi mujer ha trabajado tanto, hemos sido invitados por nuestras hijas en todas las fiestas, ¿que querrán de nosotros.....?.

Un abrazo.

silvo dijo...

Me gusta como se expresa lo que estamos acostumbrados y no vemos, por eso alguien enumera las tareas que parece que va a decir y respiré y tal.. pero aquí queda clarito es porque son muchas y no las vemos,¿habrá regreso?, saludos

Rafa Hernández dijo...

Ha hecho lo que debía, si señor como se suele decir con tres pares de cojones. La mujer normalmente sea navidad o agosto es la que paga el pato por todo, ya la mayoría de las veces recibe mucho malo sobre todo trabajo y faena, y muy poco bueno.

Saludos amigo.

Eastriver dijo...

jajaja, que me espere que me voy con ella, jaja. Prometo no incordiarla ni con menús ni con padres. Pero me pido quince días en la India.

Uno dijo...

Estupendo relato navideño. Voy a ponerme como propósito para el nuevo año jugar a la lotería.

Un abrazo

Mirella S. dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Un aplauso para María!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Y otro para el escritor, que ha pintado perfectamente (y con humor) el incordio de ocuparse de tantas cosas para la fiestas, que mayoritariamente recaen en la mujer.
Jaal sos mi ídolo... jajaja!!!
Abrazo y beso

Verónica dijo...

Es normal, la pobre está agotada. Todo cae sobre sus hombros.
Muy buen relato, me ha encantado.
Un abrazo

Miquel Àngel dijo...

Muy bien hecho. Sea cierto lo de la loteria o no, tiene todo el derecho a tomarse unas vacaciones y olvidarse de dar de comer, fregar,lavar, etc,etc. Que estos dias se merece que se lo hagan y ella a recibirlo.
Pero piensa a regresar, que tienes que acompañar a los abuelos al médico e ir a la reunión de padres del colegio del niño.
Disfruta !!!!!

sabores compartidos dijo...

jeje bueno al menos le dijo que mirase la quiniela por si acaso, jajaja
Siempre es la mujer la que está al frente de la nave ya sea en navidades o en cualquier epoca del año
un abrazo

pluvisca dijo...

Anda, ya me iría yo sin maleta ni nada...genial!!!

Buen año!!!

Aristos Veyrud dijo...

Si de pronto pasa por este país, me puede contactar, gustoso le enseño y le orientaría sobre un abanico de programas turísticos donde estaría encantada de disfrutar de unas verdaderas vacaciones!!!
Excelente relato Jaal!!!
Abrazos!!!

Mascab dijo...

Un relato excelente y completamente real...no porque la protagonista se vaya de vacaciones y dejo todo ése trajín familiar a la deriva (que esto es solo un sueño que a muchas nos gustaría alcanzar), sino porque precisamente habla desde ése punto agridulce que toda mujer tenemos en momentos concretos en que nos sentimos la "chica" del sandwich con "la rebanada" que representa a los padres por un lado y "la rebanada" que representa a los hijos por el otro...ambas apretando fuerte "la chica", hasta que ésta, termina por desbordarse del pan...

Te felicito por saber ponerte en ése lado "tan femenino" y haber interpretado los sentimientos de una mujer completamente real.

...¿qué haría yo si me tocara la lotería en plena Navidad? desde luego, dejar de cocinar para cinco fiestas distintas con una mesa multitudinaria. Te lo puedo asegurar.

Saludos

Patzy dijo...

No es necesario esperar la lotería, María! La solución está ahi...al final de tus propios brazos, en tus manos, y siempre ha estado ahí...Muchas veces no queremos "ver"...o tenemos miedo...ya sabes, el miedo paraliza...Pero, cuando finalmente nos atrevemos...Señor! Qué regocijo! Pero cómo? Era tan fácil? Me lo iban a entender?...Y sí, María, te subestimaste tú, y los subestimaste a ellos!
Excelente relato, amiga! Para pensarlo. Me quedo por aquí. Un abrazooooo, argentino.

Sergio DS dijo...

Y había una tonadilla cuyo estribillo decía "se lo merece, se lo me-re-ce, se lo merce, se lo me-re-ce,...".

P dijo...

Jajajaja, si que es parecido al que acabo de escribir, solo que el mío no termina tan estupendamente... Gracias por pasarte por mi blog. Un abrazo¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...