miércoles, 20 de febrero de 2013

Optimización del olvido




La clave está en la optimización. Al principio ocurrían problemas de todo tipo porque no estaba suficientemente desarrollada la técnica de extracción de cerebro. Para qué tenerlo si toda información, todo sentimiento, todo, podía estar distribuido en redes y núcleos de procesamiento externo a nosotros. Una vez logrado, suplantarlo fue tarea fácil. De esa forma eliminamos el dolor. Posteriormente sobraba el propio cuerpo sometido como estaba a procesos de fatiga e incomodidades variadas, porque se rompía. Así que decidimos eliminar el cuerpo y vivir como si nada hubiera pasado pero de una forma vamos a decir virtual. No había hambre, no había enfermedad, los sentimientos estaban controlados. Nunca más prozac. Era la época en que todavía se hacía necesario preservar la  individualidad ¿Para qué?  Ese fue el siguiente paso, la divergencia entre las personas seguía generando conflictos, malos entendidos, intereses bastardos. Los cerebros nos fuimos agrupando, de hecho nadie se enteró de que se iba incorporando a una ingente red que acabaría convergiendo en un único cerebro. Este cerebro.

La vida de un único cerebro se desarrolla en una tarde de domingo eterna, como eterno es  su aburrimiento, nuestro aburrimiento. Así que decidí hacer otros mundos, otras relaciones que recordaran momentos de la realidad que fue. Decidí escribir unas líneas y desvelar el secreto a unos pocos reflejos de lo que fuimos, copias de seres humanos. Después quedó el silencio y luego el olvido.


Imagen extraída de aquí

23 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El olvido es una gran bendición.
Al menos el voluntario.

Saludos.

Manuel dijo...

Me recuerda a Huxley y su "Un mundo feliz". Llegará un día en el que todo, y todos, acabemos estructurados.
Un saludo.

Rafa Hernández dijo...

Yo creo que ya andamos todos medio mecanizados y controlados como un robot. Lo que me parece o al menos así lo veo yo, es que mientras tengamos un cerebro que nos dirige y de ordenes los males lo seguiremos sufriendo. Y el día en que ese cerebro nos falte y nos olvidemos de quien somos, ya pasaremos directamente a ser máquinas.

Un abrazo jaal.

Marieta dijo...

Esta bien ejercitar el cerebro... y también el corazón... Pero me gustan las individualidades... mi individualidad... no quiero ser parte de una masa... y más sino me gusta...

Lichazul dijo...

eso de extraer todo y desechar el cuerpo como que no me gusta
y el placer y las sensaciones y lo animal que nos asoma
no, que cada quien tenga sus fuentes y desiertos
mejor el intercambio a ser parte de todo un engranaje que ajeno resulta

feliz jornada

Lady_Celeste dijo...

!!Hola,jaal!!

Tal vez, lo que hay que modificar es el sentido y el valor de las relaciones,olvidando lo que nos deshumaniza. Ahora bien, teniendo conciencia de dónde y con quiénes estamos para no entrar en la masa que nos arrolla con ella.

Un post magnifico,me gustan estos textos que plasmas, me hacen pensar y eso es muy bueno para mi mente inquieta.
Muchísimos besitos,jaal.

Juan Ignacio dijo...

No creo que el cerebro del ser humano tenga tanta importancia como se le da, de hecho, la mayoría se va al otro barrio con él en garantía.

Un abrazo.

Jen Salvadó dijo...

Primero: ¡fantástico!.

Hemos olvidado cómo ser para ser cosas que no somos, así es fácil olvidarse del cuerpo, de la risa y del llanto.

Me has recordado a Houellebecq. Muy cínico, pero bastante aproximado.

Un abrazo Jaal

Noelplebeyo dijo...

nada de un cerebro común

se me olvidaría aquello que extraño, que no es propio

ReltiH dijo...

BROTHER, NO ESTÁN TUS PENSAMIENTOS LEJOS DE LA REALIDAD. UN EXCELENTE PLANTEAMIENTO, QUE ES UNA PREMONICIÓN A UN FUTURO AUTÓMATA. HABRÁ QUE OCULTAR LOS SENTIMIENTOS. COMO LO DICES AL FINAL.
UN ABRAZO

Nieves dijo...

Pues yo creo que sería un aburrimiento esto del cerebro común, no habría sorpresas, ni originalidad ni nada.
Aquí copias ningunas, todos únicos y genuinos

Besos :)

Gloria dijo...

Creo que si actuaramos más con los motores principales(corazón y cerebro) esta fábrica de seres humanos incompetentes y anodinos(muuuuuuchos) funcionaría como un reloj preciso y humano, que de eso estamos muy escasos, de humanidad.
Besos de gofio.

Aristos Veyrud dijo...

Se calcula que hay 7 mil millones de seres humanos en el planeta, de ese número sólo una tercera parte consume todos los recursos que a tope se pueden producir y ya empiezan a agotarse algunos recursos como el agua, los bosques, y el petróleo. La conclusión es que para que el planeta siga funcionando con seres humanos encima deben reducirse el número de humanos al menos a la mitad!!!
Ya está el programa listo, tu cuento no es para nada ficción.
Un abrazo!!!

genessis dijo...

El silencio, el olvido y luego la nada....

Para qué vivir si no hay presencia?
Para qué pensar sin no hay nadie que comprenda el pensamiento?
Para qué acumular si no hay nadie con quien compartir?
Para qué escribir ni no hay alguien que nos lea?

Un abrazo para vos, que sí creo que existis...

pluvisca dijo...

Y llegó matrix y nos engulló, pero nosotros nos revelamos y tal vez asi ...conseguiremos no olvidarlo todo...al menos que nos quede el sentido del humor...

:)

Towanda dijo...

A mí me gusta recordarlo todo. Si a algo tengo miedo es a olvidar las cosas; me da igual que sean malas o buenas...

Besotes.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Muy buen relato. La ciencia-ficción ha explorado el tema y la verdad es que asusta que todo pueda converger en una red neuronal global. Recuerdo que en el famoso anime de "Ghost in the Shell", la protagnista (un robot) acaba traspasando su consciencia a una red de datos (incorpórea, claro). De esta manera su psique se desplaza y "vive" a través de las redes de comunicación. ¿tremendo, no?

¡Un saludo Jaal!

Arturo dijo...

Jaal:
Muy buen relato; tan válido como cualquier otra historia fantástica, del área de la ciencia ficción.
Al respecto -y a medio camino- podríamos ubicar los cyborgs de "Star Trek,The next generation" (Picard, Data, etc.), donde un cerebro manejaba al colectivo de humanos-máquinas. Ya Asimov planteaba la presencia de un robot telepático que manipulaba a la humanidad (en su serie de las Fundaciones, creo que es en "los límites de la Fundación").
La uniformidad de pensamiento es un tema que obsesiona a los dictadores.
Un gran abrazo.

Amando García Nuño dijo...

Vivimos muy bien en ese único cerebro, y nos gustan las tardes de domingo eternas. Reflejos subversivos como tú, instigando a la rebelión de esas copias, sois un peligro para la optimización. Quedarás en el olvido, como tus líneas escritas. Lo digo para que no lo olvides.

Mirella S. dijo...

La eterna soledad de no sentir, también la eterna insatisfacción del ser humano, que busca, busca y en su afán cientificista, se aleja de su humanidad.
Me pareció un relato excelente, muy bien estructurado.
Jaal, un abrazo.

Andrés de Andrés dijo...

A final del proceso queda la nada, una nada optimizada, eso sí. Que no nos mejoren más, por favor.

Carlos de la Parra dijo...

Creo que tu post muestra una tendencia de las metas del yoga, o la
Creo que más bien el problema es que como colectivo nos hemos negado una aceptación universal y caemos en sobrevaluaciones de ego y ésos intereses que nos dividen y nos ciegan a poder apreciar el estado de paz y amor que fué interrumpido intencionalmente cuando la revolución juvenil de los sesentas que se intentó una unificación del todo; más no veo el porqué presagiarle aburrimiento a lo que puede ser una super recarga de la energía colectiva al eliminar la adversarialidad.

Melvin dijo...

Lejos de ser una ficción, catalogaría tu texto de hiper-realista y cotidiano. La masa gris diluida en un mundo cada vez más gris... Vemos como sucede y nada... No echamos a correr... Besotes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...