lunes, 31 de diciembre de 2012

Feliz 2013




Esto es lo que voy a hacer el día de Nochevieja. Voy a comer pronto, como a las dos de la tarde. Me pondré el traje de carrerista con el cabezal de chandal para no pasar mucho frío y saldré, listo para emplear una tarde al más puro estilo Colin Smith. Iré hasta la boca del metro y me saltaré los tornos de entrada. Hoy no llevo billete. Una vez en el metro estaré rodeado de más carreristas que van a cumplir su cita anual con San Silvestre, la carrera anual que sirve para despedir el año. 

Bajaré en Nuevos Ministerios, en la zona donde se encuentra el supermercado. Comprobaré que no hay nadie por la estantería de los refrescos y me tomaré una de esas bebidas que reconfortan antes de empezar a correr y también una chocolatina. Lo haré sin que me vean. Después me daré cuenta de que podía haberlas tomado en la salida. Las regalan. Pero no a los que no se han apuntado. Bueno, no estoy seguro. 

Llegaré hasta el paseo del General Perón y de ahí al Bernabeu que es el punto de encuentro de miles de carreristas para la salida de la gran carrera. Pero yo no estoy apuntado, no llevo dorsal. No importa. A las seis y cuarto comenzaré a correr, hay mucha gente y supongo que mucha vigilancia. Es normal con la que está cayendo en reuniones multitudinarias. Es posible que no me dejen salir desde el punto habitual. En ese caso, saldré dos calles más arriba o desde la gasolinera.

Haré la distancia como pueda, no estoy entrenado para aguantar esta distancia pero diez kilómetros es algo asumible. Además son miles de carreristas. Cuando me sienta ahogado escupiré al estilo del protagonista de “La soledad del corredor de fondo” y seguiré avanzando hasta el final, arrastrando los pies o caminando. Al llegar a la altura de la junta de distrito de  Vallecas, tiraré lo que tenga a mano sobre la fachada, porque no hay otra alternativa, porque me sale del cuerpo. Y subiré toda la avenida de la Albufera hasta la línea de meta, donde una vez allí y sin rebasarla me daré la vuelta y me escabulliré por el primer callejón a que encuentre, justo como Colin Smith

De regreso a casa me volveré a colar en un metro que estará lleno hasta los topes y una vez en el barrio, volveré a entrar en un supermercado de los grandes y me tomaré una o dos cervezas junto a las estanterías, sin que me vea el guarda jurado. Allí apoyado sobre una balda y en estado de alerta me acordaré de todos los que os pasáis por este blog, para desearos un Feliz y Próspero Año Nuevo.

10 comentarios:

silvo dijo...

Muy feliz año nuevo!!!!

Rafa Hernández dijo...

Lo de las carreras me parece bien; y seguro que aguantas al menos tres kilómetros, jajaja, pero ten cuidado con las birras por la patilla, y de colarte en el Metro, na vaya a ser que algún segurata de esos que sabes que hay medio pirados, te de dos collejas. Un abrazo jaal

Feliz Año.

Juan Ignacio dijo...

Hasta el Puente de Vallecas todo es cuesta abajo, luego el Metro, que para eso está; y mira por dónde, ¡hoy también de huelga!

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Un abrazo.

Juan Ignacio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Eva Ruiz dijo...

Que tengas un Feliz Año Nuevo!!

Yo llevaría fatal una carrera de esas, soy de las que prefiero caminar a correr. Suerte en tu carrera aunque no lleves dorsal.

Un abrazo grande,

Eva.

Uno dijo...

Muy buen plan. Compaginar la San Silvestre con el salto de obstáculos en el metro es una idea muy saludable y mas barata que el cotillón.
Feliz año.

Savoy Truffle dijo...

Feliz año para ti. Un saludo.

Verónica dijo...

Feliz 2013, para ti y los tuyos.
Un abrazo, buena noche vieja también

Emilio Manuel dijo...

¿En que puesto llegaste, ¿el 40.000?, aun siendo el último eso de recorrerse 10 kilómetros esta muy bien, aunque lo mejor son las dos cervecitas que cayeron después y la ducha con agua calentita.

Un abrazo y que este año sea feliz y de preparación para superar a los corredores Etíopes, Tanzanos, todos ellos distinguibles por su color y que hasta ahora están demostrando que no hay nadie que los supere, espero y deseo que el próximo año seas tu.

Aristos Veyrud dijo...

Uno de los mayores placeres en esta vida es al menos una cerveza bien fría luego de una maratón, y si hace sol el placer es triple!!!
Felicidades para este año!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...