sábado, 17 de noviembre de 2012

14N - Huelga General





Después de ver este vídeo de los incidentes violentos que se produjeron en Madrid el 14N se me ha quedado mal cuerpo. Los incidentes que aparecen grabados se produjeron después de la manifestación por el Paseo del Prado. No puedo considerar a esto parte de la  manifestación sino como una excepción lamentable

Hay algunas imágenes que me han parecido sobrecogedoras. El momento en el que la cámara enfoca a una brigadilla de la policía de diez u once miembros, pertrechados con escudo, casco y porras, juntos, caminando muy despacio por el borde de la acera, formando un caparazón moviéndose como un animal acorralado, dudando, solos ante la multitud. Un grupo de gente, unos pocos, les tiraban piedras, bengalas, petardos, todo lo que tenían a mano. Otro grupo también de la multitud les intentaba proteger con sus cuerpos, con palabras ... a la policía. Unos ciudadanos sin armas intentando protegerles de la lluvia de objetos. También se pueden ver fotógrafos en medio, tomando constancia del momento como observadores ajenos a lo que pasa. A los porrazos y a las piedras, con el objetivo de ser notarios del apedreamiento como si de un espectáculo se tratara, como si viviéramos realidades paralelas. Localizar el drama e intentar captarlo.




En esta y en todos los disturbios es consustancial  la presencia de objetos tirados por el suelo y de basura.La basura y lo roto es parte del decorado de la violencia y del horror y también me consta que el olor. El olor a podrido.

Me ha sobrecogido el manifestante cogido por la policía y que recibe una patada en la cabeza, así como un grupo de energúmenos rompiendo escaparates o todo lo que se encontraba por el camino.

En este tipo de sucesos siempre pienso que mientras unos se pegan, los principales culpables de toda esta situación están en sus despachos protegidos y a cubierto de todos los desmanes fruto de sus acciones o sus omisiones. Y es posible que ni les importe, ni les preocupe. Hasta ellos no van a llegar el terror ni la justicia. 

La banda sonora está compuesta de sonidos de sirenas y de la frase “Hijos de puta” dicha constantemente, insistentemente. Somos muchas víctimas pero solo unos pocos los culpables que no van a ser condenados. Es un drama este que estamos comenzando a vivir en España.

Afortunadamente estas imágenes son la excepción a la jornada de huelga, pero menuda excepción.


2 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

Los antidisturbios tienen que recibir un entrenamiento muy bueno porque estar aguantando que una pandilla de energúmenos te insulte y arroje de todo es como para desquiciar a cualquiera. Por otra parte esos energúmenos no representan ni los valores de la manifestación pacífica ni un modelo de sociedad justa. Son gente violenta que se dedica a destrozar y con ese propósito se apuntan a todas estas concentraciones ciudadanas. Tiempos oscuros los que vivimos...

Un saludo

Uno dijo...

Da igual que gane el Barcelona que sean las fiestas de Malasaña, que se disuelva un macrobotellón o la huelga general. Muchos jóvenes han hecho de enfrentarse a la policía su diversión favorita. Supongo que es lo mas parecido a los videojuegos con que se han educado. Algunos quieren darle a todo esto una intención ideológica pero no la hay. Hablan de la policía como si no fueran personas con los mismos miedos que todos. Claro que hay policías que se exceden.

Los culpables de nuestros males no van de uniforme.

Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...