viernes, 23 de noviembre de 2012

Halloween Madrid Arena




No estuve la noche de difuntos en el Madrid Arena. Esa noche se celebró un concierto multitudinario con la escusa de halloween. Como cabeza de cartel se encontraba un tal Steve Aoki y otros que figuran en la imagen de entrada. El final de la noche es cosa sabida por todos, cuatro chicas muertas por aplastamiento y todas las negligencias posibles por parte de quien debía organizar el festejo, sea ayuntamiento y empresa contratada o quien fuera.

El cartel anunciador es como el que suele aparecer en los polígonos industriales anunciando conciertos de saldo en garitos que no cierran al amanecer. La entrada costaba 15€ y daban un trago por entrar  disfrazado. Es el cartel de una pesadilla..

Me interesa una imagen sobre lo que dijo uno de los enfermeros de la organización, dijo “había montones de chicos borrachos”. Parece que en la explanada donde se encuentra el Madrid-Arena y simultáneamente al festejo, se montó un botellón, un emborrachamiento masivo. Dicen que es lo habitual los días de concierto. A las tres de la madrugada unos cuantos cientos decidieron entrar al pabellón, algunos otros cuantos que estaban dentro decidieron salir. En algún punto de los pasillos del polideportivo se produjo el colapso. Las personas fueron apilándose con una fuerza suficiente que les impedía salir o moverse. Como si se tratara de un delirio etílico que afectara a miles de personas, como una fuerte resaca o un delirium tremens al son de una música atronadora.

Porque unos metros más allá suena la música de Steve Aoki y otros miles de chavales borrachos o no, bailan ante la indiferencia de saber que a sus espaldas se encuentra el infierno, a medida que la pista se iba llenando de una masa que invitaba más al desasosiego que a la diversión.

A veces las historias de terror no necesitan de la oscuridad y de casas solitarias. A veces la muerte te espera en uno de esos supuestos disfrutes de la vida, junto a una pista atestada de gente al son de algo parecido a la música electro house de Spooky Mix.




3 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Mucho se está hablando en las redes sobre el asunto, unos le echan las culpas a otros como sucede cuando ocurren este tipo de tragedias, pero la cuestión es que han muerto cuatro personas, y la tragedia todavía pudo ser mucho peor. Aunque yo francamente no entiendo a la juventud de ahora, ya que si entras en un recinto y ves que está abarrotado, y que la gente sigue entrando, esto no puede traer nada bueno, es más si había muchos bebidos mejor me lo pones para que la catástrofe se materialice. En muchas ocasiones somos nosotros mismos los que buscamos y llamamos al peligro.

Un abrazo Algarabelio.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Cada vez que me acuerdo de este feo suceso, me recorre un escalofrío. A esas chicas nadie les va a devolver ya la vida... Lo único que sería efectivo es que organizadores de este tipo de eventos tomaran nota, para que nunca vuelva a producirse semejante tragedia.
Quizá apuntar que los chicos no entren en lugares tan masificados sea predicar en el desierto, porque la gente muy joven no hace caso de advertencias ni consejos.
Un abrazo y encantada de conocerte.

María Eva Ruiz dijo...

Lo importante de este tema es que se aclare todo lo que parece contradictorio. Se echan la culpa unos a otros. Han muerto cuatro chicas y ellas, sus padres y todos sus amigos merecen una respuesta. No cualquier respuesta sino la verdad.

Un abrazo y gracias por quedarte en mi sitio.
Eva.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...