jueves, 15 de noviembre de 2012

John Cage 4' 33''




La primera vez que escuché la famosa pieza 4’33’’ de John Cage ha sido esta tarde. Sabía de su existencia, pero hasta esta mañana no me ha parecido relevante escucharla. Seguramente porque siempre tenía alguna otra cosa más importante que hacer.

El vídeo que acompaña este comentario ilustra bastante bien el sentido con el que debe ser tomada esta música. La idea es la siguiente, en un teatro se ofrece un concierto de música clásica, hay una orquesta dispuesta a tocar, previamente han hecho las afinaciones. Incluso van vestidos con uniformidad. El público parece el normal que va a estos acontecimientos. Rostros concentrados, dispuestos a pasar un buen rato. Evidentemente algunos espectadores ya saben de qué va la partitura y ese es uno de los puntos fuertes de 4’33’’, la capacidad de sorpresa, pero sobre todo ver la reacción de los oyentes primerizos. Creo que esta “música” se puede entender como una broma. Y como en cualquier broma, lo interesante es ver la cara de la persona elegida. Y he de decir que como broma es extraordinaria. Se puede hacer en casa haciendo que alguien vea el vídeo que se adjunta y que se anuncia como “TOP 10 video on Classical Music”


 

Luego tiene la parte que se considera profunda, musical y es que todo lo que rodea a esos 4’ 33’’, el teatro, la orquesta  son un gran envoltorio para hacer que el público se concentre y perciba todo lo que suene. Para Cage todo lo que suena es susceptible de ser comprendido como música. Si en lugar de llamarlo música le llamamos sonido o ruido también puede valer. Lo que el oyente percibe es que alguien no hace lo que debe, de hecho no hace nada y esto incita una perturbación en el supuesto oyente que debe reaccionar haciendo algo o quedándose en el asiento pasmado.

Lo entiendo como una llamada a la meditación o la reflexión, pero también como una llamada a la acción. El público airadamente puede salir de allí acordándose de todos los familiares de supuesto autor.

Este 4’33’’ consta de tres movimientos cada uno con sus hojas en blanco y con la palabra “tacet” escrita en medio de la hoja. Tacet se escribe para indicar el silencio en que debe permanecer un instrumento durante un movimiento entero. También puede valer para un vida.

2 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

Estos experimentos conceptuales están bien para un museo de arte contemporáneo (ahora que hay tantos). Recuerdo haber leído que en la feria de ARCO las señoras de la limpieza solían confundir a veces la basura con instalaciones artísticas (normal, yo también). En el tema musical donde esté una buena sinfonía con su melodía que se quite todo.

Un saludo

Camelia dijo...

Pasando a conocer y a saludar, gracias por llegar hasta mi blog, fue muy agradable pasar por aquí...
Un cariñoso abrazo y lindo fin de semana...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...